Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies.

 

QUÉ ES JUSTICIA COLECTIVA

 

justicia cara

Justicia Colectiva es una plataforma de crowdfunding o financiación colectiva, destinada a obtener fondos para la defensa de los derechos humanos y las libertades. Por medio de la denuncia de las injusticas y los abusos, se logra que las situaciones antijurídicas se acomoden a la legalidad vigente. Las campañas que se propongan en Justicia Colectiva pueden combatir las injusticias y las ilegalidades que, por falta de una voluntad común y la oportunidad de colaborar conjuntamente, quedarían impunes perjudicando a la comunidad.

La misión de esta plataforma es lograr, con el esfuerzo global, una mayor justicia social y la materialización de las aspiraciones de los ciudadanos. Muchas de las situaciones que, anteriormente, quedaban sin una respuesta por parte de la sociedad y sus poderes, ahora cuentan con un mecanismo para su defensa y solución. 

Las normas promulgadas por los estados, están diseñadas para regir la vida cotidiana en sus distintas dimensiones. Justicia Colectiva pretende dar accesibilidad a los ciudadanos a una proyección social superior, en donde los intereses individuales y colectivos puedan tener una efectiva realización y desarrollo bajo el amparo de la normativa en vigor.

Las personas y las entidades pueden interactuar y entrar en contacto directo utilizando Justicia Colectiva, para lograr una mayor participación activa en la política y en la legalidad de sus estados. El individuo y las comunidades pierden su actitud pasiva, pudiendo promover iniciativas destinadas a obtener un grado superior de justicia en todas las ramificaciones del sistema jurídico.

Las iniciativas pueden ser propuestas tanto por personas, como por profesionales del derecho, sin olvidar las ONG's, asociaciones, comunidades, grupos de interés o afectados e incluso organizaciones empresariales o los organismo públicos en defensa de sus fines públicos. 

La tutela de las personas y de las instituciones, así como la justicia global, que conjuntamente podemos construir, será un legado para la posterioridad que las futuras generaciones agradecerán.